21 nov. 2011

Por amor al Arte

Tal como pronosticaron los mayas, los chinos, la biblia y hasta Molotov: el mundo se va a acabar. O al menos una amenaza afirman que se avecina el año venidero. Y con tantas jilipolladas y mierda que diariamente nos bombardean como los tales "Nacho y Chino" (qué original nombre man!!), el enfermizo facebook que ya no puedes dejar ni un minuto más, programas como "Guerra de chistes", "Los Monchis" y el decadente "Top Gear", el Teletón y sus ya acostumbrados robos, Síndrome de... digo, Lila Downs, el aún recurrido pseudo rap que introducen en prácticamente todas las rolas "de moda" gabachas y como buenos copistas hasta nacionales y blogs choreros donde presumen quesque ilustraciones, sin duda son señales de que nuestro fin está próximo. Ah, pero olvidaba que vine a hablar de esta portada que hice para el siguiente número de "Por amor al Arte", donde me pidieron desarrollar una temática del año nuevo. Este es el proceso desde el boceto, el trazo a lápiz y finalmente terminado con técnica aplicada. Recurrí al dragón de agua que representa el año que viene en el calendario chino, pero a la mexicana, con mucho color y calor que emanan estas bellas paisanas chapeadas. Además me considero amante del buen arte como los cómics, las telenovelas, las artesanías de los artezánganos y hasta del arte conceptual aunque no le entienda ni madres.